Inicio: Burros y lobos en Zamora




La presencia de depredadores como el lobo, con frecuencia supone un choque de intereses con las actividades ganaderas, que en ocasiones sufren pérdidas. Con el objetivo de minimizar los daños a los animales domésticos y reducir la conflictividad, existen varias alternativas.

En ASZAL consideramos que ganaderos y lobos deben y pueden ser compatibles en el mismo territorio. Apostamos por la protección de los rebaños como medida activa para la coexistencia; la prevención de los ataques puede ser además, una solución definitiva y por su puesto pacífica, ya que no es letal para los depredadores.

Los burros poseen en general, una aversión hacia los cánidos y hacia otros carnívoros. Suelen integrase bien en los rebaños y sus agudos sentidos favorecen la detección de animales intrusos, a los que con frecuencia pueden atacar, morder y pisotear. Sus fuertes rebuznos pueden también disuadir a los depredadores y avisar al rebaño. De hecho, algunos burros han matado zorros y perros asilvestrados. Otra importante ventaja es el sencillo manejo de estos equinos.

El empleo de asnos como sistema de protección de los rebaños, es una práctica que se ha desarrollado en diferentes países de centro Europa, en Canadá, en varias áreas de los EE.UU., y también en África. Dependiendo del área geográfica, su empleo se ha dirigido con diferentes resultados, a la protección del ganado frente a perros asilvestrados, coyotes, zorros o grandes felinos. No existe mucha información sobre la eficacia de los burros frente a los lobos.

En este contexto, ASZAL desarrolla un proyecto que dispone del apoyo económico de la Diputación de Zamora y que tiene varios objetivos:

- Comprobar la eficacia del burro zamorano-leonésen la defensa de los rebaños zamoranos frente al lobo.

- Poner en valor -con este nuevo uso- esta raza autóctona.

El calendario previsto de actuaciones dispone dedosaños de duración (temporadas 2014 y 2015) y el área de estudio es la provincia de Zamora. El proyecto pretende involucrar a varias explotaciones ganaderas y tiene varias fases:

- Diseño.

- Revisión bibliográfica.

- Recogida y análisis de información referente a daños al ganado en Zamora.

- Evaluación previa de los burros disponibles.

- Visitas a ganaderos que hayan sufrido daños.

- Transporte de los animales a las explotaciones interesadas.

- Fase previa de integración de los burros con el rebaño.

- Periodo/s de trabajo del burro integrado en el rebaño.

- Visitas periódicas para la recogida de información.

- Retirada de los burros de las explotaciones objeto de estudio.

- Análisis de los datos.

- Difusión/publicación de los resultados.


Cualquier ganadero que esté interesado en participar en este proyecto, se puede poner en contacto con ASZAL, bien por teléfono o por correo electrónico.